Ana Buriano Castro
(1945-2019)
DOI: http://dx.doi.org/10.29078/rp.v0i49.743
Y levanto los ojos hacia la ventana
y pienso, ya no sé dónde estás,
y sigo andando y me pregunto
adónde va la vida cuando se detiene.
Charles Bukowski
El deceso de la profesora Ana Buriano Castro, acaecido la noche del 7
de febrero de 2019, signica una pérdida irreparable para la historiografía
latinoamericanista y ecuatorianista. Con Ana se nos fue una investigadora
comprometida con la disciplina de la historia como ciencia y como reexión
crítica y responsable con el presente.
Investigadora atenta y prolija, nacida en Montevideo el 8 de abril de
1945, llegó a México como consecuencia del exilio provocado por la dicta-
dura cívico-militar uruguaya en 1976. Ella, junto con su esposo Iván y el
primero de sus dos hijos, tuvieron que abandonar su país natal después del
creciente clima de persecución a las agrupaciones políticas de izquierda. La
familia Altesor-Buriano se desplazó primero a la Unión Soviética. Luego, por
intervención del partido comunista, fueron trasladados a Cuba, donde Ana,
utilizando credenciales académicas obtenidas en el Instituto de Profesores
Artigas, se inició en el campo de la academia. Iván, mientras tanto, viajó
a Nicaragua para sumarse a los combatientes de las guerrillas sandinistas.
Con la caída de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, en 1980, Ana se
trasladó al país centroamericano y trabajó en la Universidad Nacional Au-
tónoma de Nicaragua. En 1982, en el marco de la acogida que el gobierno
de José López Portillo prestó a los exilados conosureños, y con la ayuda del
gobierno cubano, Ana y su familia se establecieron nalmente en la Ciudad
Procesos: revista ecuatoriana de historia, n.º 49 (enero-junio 2019), 199-202. ISSN: 1390-0099; e-ISSN: 2588-0780
Procesos 49, enero-junio 2019200
de México. Aquí, ella continuó con sus estudios de licenciatura en la Univer-
sidad Nacional Autónoma de México, a cuya conclusión recibió la Medalla
al Mérito Universitario “Gabino Barreda”. Entre 1988 y 2000 asumió la direc-
ción de la Biblioteca del Instituto José María Luis Mora, a la vez que obtenía
los grados de maestría y el doctorado en Estudios Latinoamericanos por la
misma universidad (2003). Cuando en el año 2001, el Instituto Mora le ofre-
ció el puesto de investigadora y profesora, y le pidió impulsar el estudio de
la historia del Ecuador, ella no solo aceptó la tarea de buen grado, sino que
además se convirtió en una de las ecuatorianistas más inuyentes a nivel
latinoamericano de las últimas décadas.
La producción intelectual de Ana está entretejida con su vida. Exilio sig-
nica empezar de nuevo en otra parte. Signica separación dolorosa e in-
certidumbre, pero también nuevos vínculos y solidaridades. Ana reexionó
profundamente sobre esta experiencia de desgarro y renacimiento en diver-
sos ensayos, artículos y capítulos de libros colectivos.
1
Precisamente un pilar
importante de su labor investigadora y docente estuvo dirigido al estudio de
las dictaduras militares en el Cono Sur durante las décadas de 1970 y 1980 y
sus improntas en la memoria colectiva y la construcción de los sentidos del
pasado, así como las implicaciones para los procesos identitarios entre los
exilados y sus familias, asi como de reconguración de los tejidos sociales en
los países de acogida.
El otro pilar en el trabajo académico de Ana constituyó el estudio de
la historia ecuatoriana. Su tesis de doctorado “Los conservadores ecuato-
rianos, 1860-1875. Un proyecto de consolidación estatal: de las hegemonías
compartidas a los límites y las decepciones”, fue publicada en 2008 bajo el
título Navegando en la borrasca: construir la nación de la fe en el mundo de la
impiedad. Ecuador, 1860-1875.
2
Inició así una producción abundante y fértil
sobre los regímenes conservadores ecuatorianos, especialmente de Gabriel
García Moreno (1860-1865, 1869-1975), producción que integraba de manera
solvente las perspectivas de la historia de las ideas, la historia cultural y
la nueva historia política. El libro es un magníco y meticuloso análisis de
las prácticas políticas del período garciano. En sus páginas se analizan la
construcción de un proyecto político estatal, la institucionalización de este
1. Véase, por ejemplo: “URSS: paradojas de un destino”. En El Uruguay del exilio. Gente,
circunstancias, escenarios, coord. por Silvia Dutrénit Bielous, 257-294 (Montevideo: Ediciones
Triles 2006); “Derecho, trauma social y restitución. Sincronía y unicidad: el caso de Uruguay”.
Andamios, 9:18 (2012): 89-116; conjuntamente con Silvia Dutrénit Bielous,“Transmisión y re-
signicación: el exilio en la memoria de los hijos de los conosureños en México”. En Memo-
rias (no)vividas, ed. por Victoria Pérez, 15-35 (Puebla: Melitopol, 2017).
2. Ana Buriano, Navegando en la borrasca: construir la nación de la fe en el mundo de la
impiedad. Ecuador, 1860-1975 (Ciudad de México, Instituto Mora, 2008).
Procesos 49, enero-junio 2019 201
proyecto, la creación de una burocracia de gente de talento proveniente de
diversas clases sociales, la reforma de las instituciones auxiliares de la socie-
dad civil como la Iglesia, y sobre todo la creación de un sistema educativo
que –con justa razón– adquirió fama en toda América Latina. Si –previo al
trabajo de Ana– el gobierno de García Moreno se había mostrado monolí-
tico y estático, fue Navegando en la borrasca el estudio pionero que permitió
evidenciar (y problematizar) la profundidad y complejidad de este período
fundacional de la historia republicana del Ecuador. Lo que no quiere decir
empero, que Ana haya visto al garcianismo a través de lentes de color rosa;
por el contrario, su trabajo subrayaba precisamente el carácter disciplinario
y la belicosa unilateralidad de su gobierno.
A la publicación de Navegando en la borrasca le acompañaron otros tra-
bajos que ahondan en la historia decimonónica ecuatoriana, como son “La
construcción historiográca de la nación ecuatoriana en los textos tempra-
nos” (2009), “En las redes del agio y la diplomacia: Francisco de Paula Pastor,
representante de Ecuador en México (1832-1864)” (2010), El ‘espíritu nacional’
del Ecuador católico: artículos selectos de El Nacional, 1872-1875 (2011), “Ecua-
dor, 1868: la frustración de una transición. Coyuntura electoral y prácticas
políticas” (2013), “El espíritu nacional del Ecuador católico: política y reli-
gión” (2014), “Entre el protectorado y la República del Sagrado Corazón: el
Ecuador garciano, 1860-1875” (2015) y “La reforma de los regulares de Santo
Domingo en Ecuador. 1861-1870” (2017). En estos aportes, Ana pone en deba-
te los enfoques liberal y marxista con los que los historiadores ecuatorianos
habían abordado la historia del siglo XIX, y en los que la vida política que-
daba reducida a un conicto entre liberales y conservadores. La producción
historiográca de Ana desagrega estos bloques, y saca a luz pactos, alianzas,
negociaciones y concertaciones entre una diversidad de actores, cuyo análi-
sis requiere tomar en cuenta las prácticas políticas y discursivas, la existencia
de redes trasnacionales, y el papel de la prensa y las sociabilidades. De esta
manera, quedaba demostrada no solo la inutilidad de “demonizar” o “glo-
ricar” a las partes en contienda, sino, sobre todo –y esto es fundamental–
que la Modernidad fue un proyecto político compartido por los ecuatorianos
decimonónicos; aunque accesible por diversas vías, métodos y recursos, así
como con diferentes matices y ritmos.
Escribir la historia sobre el Ecuador del siglo XIX desde México supone
un enorme desafío, y esto no solo por la dicultad que implica acceder a
la documentación histórica que reposa en su mayor parte en los archivos
ecuatorianos. Aun así, o quizás justamente por esta razón, Ana logró armar
una importante red de colaboradores y estudiantes procedentes de distintas
latitudes y liaciones; inspiró y apoyó sus reexiones, promovió proyectos
investigación y edición colectivos, fue su maestra y, en no pocos casos, su
Procesos 49, enero-junio 2019202
amiga también. Su trato amable y entusiasta, su capacidad de percepción
y diálogo dejan una profunda impronta entre los colegas ecuatorianos que
cooperamos con ella, y nos enriquecimos con sus pensamientos y ejemplos
de vida. Conjuntamente con el profesor Juan Maiguashca (Universidad de
York / UASB-E) y Luis E. Vizuete Marcillo (COLMEX) queremos con estas
líneas rendir homenaje a su amistad, calidad humana y a la inteligencia y
generosidad de su precursora producción intelectual.
Quito, 13 de febrero de 2019
Galaxis Borja González
Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


ISSN: 1390-0099

Licencia de Creative Commons
Procesos: revista ecuatoriana de Historia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.