documentos Para el estudio
de las Bellas artes.
introducción y transcriPción
Trinidad Pérez
Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador
nota introductoria
El miércoles 6 de febrero de 1861, el periódico ocial El Nacional, que cir-
culaba en Quito, publicó el “Reglamento la Academia de Dibujo o Academia
Ecuatoriana”, fechado el 26 de diciembre del 1861 y rmado por su director,
el pintor Luis Cadena, y su secretario el señor Nicolás Manrique. Este docu-
mento forma parte de una serie de evidencias del proceso de construcción
de un campo artístico moderno a lo largo del siglo XIX e inicios del XX. La
creación de instituciones de formación artística –escuelas, liceos, academias–
eran las principales condiciones para la construcción de este campo. Ya en el
“Decreto Orgánico de Enseñanza Pública”, el presidente Vicente Rocafuer-
te introdujo la educación artística como parte de la educación especial.
1
La
creación de tres becas para estudiar arte en el exterior durante el gobierno
del presidente Urbina, ejecutadas en los regímenes de Robles y García More-
no, fueron acciones dirigidas al fortalecimiento de la formación de artistas.
2
Los pintores Luis Cadena, Juan Manosalvas y Rafael Salas sus beneciarios.
El primero gozó de ella cuando estudió en la Academia de San Lucas en
Roma entre 1857 y 1859, el segundo en la misma academia entre 1871 y 1873
y el tercero entre 1873 y 1875.
3
García Moreno mostró un especial interés por
promover la educación artística en el país, primero como senador y luego
1. Julio Tobar Donoso, García Moreno y la instrucción pública (Quito: Ed. Ecuatoriana
Plaza de San Francisco, 1940): 13.
2. José Gabriel Navarro, La pintura en el Ecuador del XVI al XIX (Quito: Dinediciones,
1991): 234; José Gabriel Navarro, Artes plásticas ecuatorianas (México: Fondo de Cultura
Económica, 1945): 178.
3. “Contrato” (entre Francisco Javier León, ministro del Interior e Instrucción Pública,
y Juan Manosalvas), El Nacional No. 48, 1 de mayo de 1871, 2; “Contrato” (entre Francisco
38
II semestre 2013, Quito
ISSN: 1390-0099
38
2nd. Semester 2013, Quito
ISSN: 1390-0099
II semestre 2013, Quito
ISSN: 1390-0099
Procesos 38, II semestre 2013124
como presidente de la República. Es posible que él mismo haya sido uno de
los impulsores de la creación de esta Academia de Dibujo como miembro del
Gobierno Provisional de Quito (1 de mayo de 1859-10 de enero de 1861) y
ciertamente fue él quien, en 1872, creó la Academia de Bellas Artes que sub-
sistió hasta su muerte en 1876 y estuvo dirigida por Juan Manosalvas, desde
1873, luego de su regreso de Italia.
La creación de instituciones de formación artística tenía como premisa
básica la introducción de los futuros artistas a lo que se consideraban las “re-
glas universales del arte”. En el Ecuador estos valores fueron ampliamente
discutidos durante la segunda mitad del siglo XIX, particularmente por el
escritor Juan León Mera. En dos de sus textos, Ojeada histórico-crítica sobre la
poesía ecuatoriana desde su época más remota hasta nuestros días (1868) y “Con-
ceptos sobre las artes” (1894), analizó no solo los principios de estas reglas
y su aplicación al medio local, sino también aspectos de orden institucional
que él consideraba imprescindibles para el desarrollo del arte en su sentido
moderno y reclamó de forma explícita la necesidad de que el Estado asumie-
ra la creación de academias de bellas artes en el país. Para Mera, como para
otros intelectuales latinoamericanos de la época, el progreso del arte contri-
buiría al desarrollo de las nuevas repúblicas como naciones civilizadas.
4
La Academia de Dibujo, cuyo reglamento se reproduce aquí, no fue la
primera academia de bellas artes que se creó en el país. Pero los documentos
recabados hasta el momento indican que podría haber sido la primera esta-
blecida y nanciada por el Estado.
5
Otras habían sido creadas desde inicios
de la República. Según los autores que han tratado este tema, en 1822 el taller
de Gaspar Zangurima fue apoyado económicamente por Bolívar en su paso
por Cuenca.
6
Pero, fue a mediados de siglo cuando se crearon sucesivamente
tres instituciones de formación artística. La primera fue el Liceo de Pintura
Miguel de Santiago, establecida en 1849 bajo el auspicio de Miguel Ubillús,
quien pagaba el sueldo de su director y único profesor, el pintor francés Ernst
Javier León, ministro del Interior e Instrucción Pública, y Rafael Salas), El Nacional No. 273,
14 de mayo de 1873, 2.
4. Juan León Mera, Ojeada histórico-crítica sobre la poesía ecuatoriana desde su época más re-
mota hasta nuestros días Vols: 1, 2 (Guayaquil: Ediciones Ariel, s. f. [1868]); “Conceptos sobre
las artes”, reeditado en Edmundo Ribadeneira, introd., Teoría del arte en el Ecuador Vol: 31
de la Biblioteca Básica del Pensamiento Ecuatoriano (Quito: Banco Central del Ecuador /
Corporación Editora Nacional, 1987 [1894]), 291-321.
5. Lo que raticaría la armación de Julio Tobar Donoso, García Moreno y la Instruc-
ción…, 392.
6. José Gabriel Navarro, La pintura en el Ecuador…, 167, 230-231; Alexandra Kennedy,
“Del taller a la academia: educación artística en el siglo XIX en Ecuador”, Procesos: revista
ecuatoriana de historia No. 2 (1992): 122. En relación a este dato, Kennedy cita a J. M. Vargas,
El arte religioso en Cuenca (Quito: Santo Domingo, 1967): 56.
Procesos 38, II semestre 2013 125
Charton, que se encontraba de paso por nuestro país.
7
En 1850, el mismo año
en el que aparentemente dejó de funcionar el Liceo, Navarro indica que se
estableció la Academia de Escultura,
8
también de corta vida. A estas institu-
ciones de vida efímera les siguió, en 1852, la Escuela Democrática de Miguel
de Santiago que puede ser considerada la institución de formación artística
más importante de mediados del siglo y cuyas acciones fueron recogidas en
un compendio de documentos que el Banco Central del Ecuador publicó en
1984.
9
La fundó un grupo de ciudadanos relacionados con las artes y la polí-
tica. En sus siete años de funcionamiento tuvo una intensa actividad: ofreció
formación y promovió el trabajo de artistas y estudiantes a través de las dos
exposiciones que organizó, una en 1852 y otra en 1857.
El Reglamento de la Academia de Dibujo ofrece una diversidad de pau-
tas que van desde aspectos de orden administrativo, pasando por otros de
carácter moral y disciplinario, hasta llegar a los de tipo artístico. En el pá-
rrafo introductorio indica que la academia se dirigiría a estudiar la gura
humana. Aunque es un documento normativo y, por lo tanto, no describe
los cursos, el Reglamento ofrece indicios acerca del tipo de pedagogías que
se iban a utilizar. Por ejemplo, en el capítulo titulado “De los modelos”, se
mencionan aspectos relacionados a su contratación para las clases de “mode-
lo vivo”. Su uso era uno de los principales métodos utilizados en las acade-
mias de bellas artes europeas, pues permitía observar la anatomía humana
en directo y, a través de ello, descubrir las reglas naturales del equilibrio,
el orden y la armonía. Por eso, en el artículo 1 del reglamento enfatiza que
uno de los requisitos es “tener unos cuerpos de buenas proporciones y bien
desarrollados” [sic].
Este método se complementaba con el estudio de modelos en yeso de
las más importantes esculturas clásicas y barrocas. El artículo 4 del capítu-
lo “Del Tesorero” indica que este funcionario estaría encargado de comprar
material como estatuas y maniquíes. Sabemos que a inicios del siglo XX la
Escuela Nacional de Bellas Artes, que se fundó en Quito en 1904, hizo una
gran importación de este material didáctico desde Barcelona.
10
Nos queda
7. Ver José Gabriel Navarro, La pintura en el Ecuador…, 1991: 167, 231; Alexandra Ken-
nedy, “Del taller a la Academia…”: 124-125.
8. Ibíd., 231.
9. Algunos documentos relacionados a estas sociedades y a la Escuela Democrática
Miguel de Santiago están recogidos en “Sociedades Democráticas de Ilustración, de Mi-
guel de Santiago y Filarmónica: Discursos pronunciados en la sesión pública de exhibición
efectuada el 6 de marzo de 1852 por los miembros de las Sociedades Democráticas de Ilus-
tración, de Miguel de Santiago y Filarmónica, en el séptimo aniversario del seis de marzo
de 1845” (Quito: F. Bermeo, 1852, copia facsimilar), en Colección Fuentes y Documentos para
la Historia de la Música en el Ecuador II (Quito: Banco Central del Ecuador, 1984).
10. A inicios de 1908 arribó a la Escuela de Bellas Artes de Quito una colección de
Procesos 38, II semestre 2013126
la duda si en 1861 se adquirieron o no estas estatuas. No obstante, hay in-
formación que indica que pudieron haber llegado de manos del pintor Luis
Cadena, quien las trajo a su vuelta de Italia. Navarro recoge una anécdota
que dice que Cadena lloró cuando el dictador Ignacio de Veintemilla las usó
como barricadas en la guerra civil del 1882.
11
Pero es posible también que si
Cadena estuvo en una segunda ocasión en Italia entre 1962 y 1864, pueda
haber sido entonces cuando trajo los modelos en yeso.
El que la Academia haya estado dedicada exclusivamente al dibujo tam-
poco debe sorprendernos. El dibujo era considerado la base de la pintura,
y no un arte en mismo. Si de lo que se trataba era de sentar las bases de
la formación artística, entonces era de lo más adecuado empezar por una
academia de dibujo. Se puede entender, además, que estaba dirigida al per-
feccionamiento técnico de artistas ya experimentados, pues en el artículo 4
del capítulo que indica las obligaciones de los alumnos se aclara que tendrán
preferencia los “artistas de profesión”, lo que indica, además, que posible-
mente algunos artistas habían llegado a ser profesionales en este campo de
forma empírica y la importancia que se le daba a educarlos formalmente.
El Reglamento de la Academia de Dibujo está rmado por Luis Cade-
na, como su director. Seguramente su designación estuvo relacionada a las
obligaciones que adquirió al recibir una de las becas del Estado, pues uno de
los compromisos a los que estaba obligado por contrato era a regresar para
dirigir una academia de Bellas Artes.
12
En 1856 rmó el contrato de beca con
el gobierno, en 1857 viajó a Roma y a nes de 1859 o inicios de 1860 retornó
al país.
13
A su regreso, Cadena presentó al gobierno los informes que sus pro-
fesores en la Academia de San Lucas en Roma, Francisco Coghetti (primer
catedrático de dicha academia) y el afamado pintor Alejandro Marini habían
elaborado como prueba de que Cadena había recibido entrenamiento en esa
modelos en yeso de esculturas greco-romanas que habían sido importadas desde la Casa
J. Vilas de Barcelona. “Libro copiador de ocios de la Escuela de Bellas Artes, 1905-1913”,
Ocio No. 77 de Víctor Puig al Ministerio de Instrucción Pública, Quito, 26 de junio de
1907: 54; Ocio No. 104 de Víctor Puig al Ministro de Instrucción Pública, 21 de febrero de
1908; Archivo de la Escuela de Bellas Artes de Quito; Revista de la Escuela de Bellas Artes No.
6, año 3 (25 de junio de 1908): 112.
11. José Gabriel Navarro, Artes plásticas…, 230-231.
12. “Progresos en la pintura”, El Nacional No. 26, 4 de junio de 1860, 2-3. Ver también
“Luis Cadena”, Revista de la Escuela de Bellas Artes No. 5 año 1 (1 de enero de 1907): 70; José
Gabriel Navarro, La pintura en el Ecuador…, 190.
13. Según Cheryl Diane Hartup, Cadena habría viajado a Italia en dos ocasiones, la
primera entre 1857 y 1859 y la segunda entre 1862 y 1864. Cheryl Diane Hartup, “Artists
and the New Nation: Academic Painting in Quito during the Presidency of Gabriel García
Moreno (1861-1875)” (tesis de maestría, University of Texas at Austin, 1997): 38.
Procesos 38, II semestre 2013 127
academia. La comunicación de Cadena al gobierno y los informes fueron
publicados en El Nacional, bajo el título “Progresos en la Pintura” y se trans-
criben aquí. En su reporte, Marini expresó sobre Cadena que: “hallándose
dicho señor falto de conocimientos en el arte mencionado, fue preciso que
comenzase desde los primeros elementos del dibujo, en el que sobresalió
tanto por su genio, aplicación y constancia, que en breve tiempo sus progre-
sos superaron la esperanza de los artistas que antes le habían conocido”.
14
La nota de El Nacional concluye con la recepción que hace de los informes
el señor Roberto de Ascásubi, representante del Gobierno Provisorio, quien
resalta el compromiso del artista de dirigir una academia de bellas artes, lo
cual garantizaba que se estableciera uno de los pilares de un campo artístico
moderno: la educación artística formal.
Entre las atribuciones del director estaba la organización de exposiciones
internas y públicas de los trabajos de los estudiantes.
15
Es interesante que
esta actividad esté descrita en el reglamento mismo, pero se explica por la
importancia que ella tenía para el desarrollo del campo artístico, pues permi-
tía denir, socializar y legitimar públicamente una denición de arte. Estas
exposiciones frecuentemente se desarrollaban en forma de concurso, lo que,
a su vez, servía para medir el ‘avance del arte’ en el contexto de la construc-
ción de sociedades civilizadas.
14. “Progresos en la pintura”, El Nacional No. 26 (Quito), 4 de junio de 1860, 2. Ver
también José Gabriel Navarro, La pintura en el Ecuador…, 190.
15. “Exhibición”, El Nacional, 22 de abril de 1862, 4; Benjamín Pereira Gamba, “Aca-
demia Nacional. Distribución de premios. Sesión extraordinaria del 28 de setiembre de
1862”, El Nacional (Quito), 5 de noviembre 1862, 1.
Procesos 38, II semestre 2013128
DOCUMENTO 1
INFORME DE LOS PROFESORES DE LUIS CADENA, 1860
el nacional
Periodico oficial
no. 26. Quito, lúnes 4 de junio de 1860. ePoca segunda
Progresos en la pintura
República del Ecuador.- Quito, 24 de febrero de 1860.
Al H. Señor Secretario Jeneral de S. E. el Gobierno Provisorio.
Habiendo sido pensionista en Roma por el Gobierno para que me per-
feccionara en la profesión de pintura, y como se cumplió el tiempo prejado
en la disposición lejislativa, he regresado á esta capital cumpliendo con la
conanza que en mí depositó el mencionado Gobierno, como lo acreditan los
certicados que tengo la honra de acompañar, y para que US. se sirva poner
en conocimiento de S. E. el Gobierno Provisorio. Suplicando á US H. se me
devuelvan dichos certicados para los usos que me convengan.
Dios y Libertad. – Luis Cadena.
Certicados
El infrascrito declara, que hace cerca de dos años que S. E. el Señor Mar-
qués D. Fernando Lorenzana, remitió al estudio del infrascrito al Señor Luis
Cadena, natural de Quito, para que aprendiese el arte de la pintura; y hallán-
dose dicho Señor falto de conocimientos en el arte mencionado, fué preciso
que comenzase desde los primeros elementos del dibujo, en el que sobresalió
tanto por su jenio, aplicacion y constancia, que en breve tiempo sus progre-
sos superaron la esperanza de los artistas que ántes le habían conocido.
Siendo esta la verdad, el infrascrito emite este certicado para los nes
que convengan al interesado.
Para que conste lo rmo en Roma, á 18 de agosto de 1859.
Alejandro Marini, Pintor
Via maschera d’ Oro Núm. 21
El infrascrito Ministro Plenipotenciario de Guatemala, cerca de la Santa
Sede: certica ser la rma que precede la verdadera y lejítima del distingui-
do Pintor Señor Alejandro Marini. Roma, 19 de agosto de 1859.- Fernando de
Lorenzana.
Procesos 38, II semestre 2013 129
El infrascrito, profesor de la Academia de San Lúcas certica, que el Se-
ñor Luis Cadena ha ejercido cerca de dos años la profesión de pintor bajo
la dirección del Señor Alejandro Marini, comenzando desde los primeros
elementos del dibujo, y haciendo en breve tiempo considerables progresos.
De lo cual puede el infrascrito dar fe por haber sido testigo ocular de las
obras de pintura que dicho Señor Cadena ha hecho desde el principio de su
aprendizaje hasta el 10 del presente agosto.
Roma á 14 de agosto de 1859.
Francisco Coghetti. Caballero.
Primer Catedrático de la insigne Pontical Academia de San Lúcas.
El infrascrito Ministro Plenipotenciario de Guatemala cerca de la Santa
Sede: certica ser la rma que precede la verdadero y lejítima del valiente
Catedrático de pintura Sor. Cab. Francisco Coghetti.-. Roma 19 de agosto de
1859.
Fernando de Lorenzana.
República del Ecuador.- Secretaría Jeneral del Supremo Gobierno Provi-
sorio. Quito á 29 de febrero de 1860.
Al Señor Luis Cadena.
Con suma complacencia se ha instruido el Supremo Gobierno de la es-
timable nota de U. y de los certicados de los profesores de Roma que acre-
ditan el adelantamiento que U. ha hecho en la pintura, correspondiendo de
esta suerte á las esperanzas del Gobierno.
Animado S. E. el Gobierno Provisorio del mas vivo deseo por el adelan-
tamiento de la pintura, dictará las más ecaces providencias, á n de que,
con arreglo á la contrata de 10 de junio de 1956, dirija U. en esta capital una
escuela de pintura.
Devuelvo á U. los documentos orijinales, pedidos para los usos que le
convengan.
Dios y Libertad.- Roberto de Ascásubi.
Procesos 38, II semestre 2013130
DOCUMENTO 2
REGLAMENTO INTERIOR DE LA ACADEMIA DE DIBUJO, 1861
el nacional
Periodico oficial
núm. 35 Quito, miércoles 6 de feBrero de 1861. ePoca segunda
academia de diBujo
Reglamento interior de la Academia de Dibujo
que la preside el profesor Luis Cadena.
Esta academia se denomina ACADEMIA ECUATORIANA.
Es la materia principal de esta Academia el estudio de gura humana
según el método que han adoptado en las Academias europeas. Tiene un
director, un tesorero, un portero, dos ó mas modelos vivos y veinticuatro
alumnos.
Atribuciones del Director
Art. 1.° El Director es el que rije la Academia, quien en virtud de sus
atribuciones nombra y remueve los empleados.
Art. 2.° Detiene á los alumnos que demuestren talento, y expulsa á los
incapaces y á los que trastornan el órden ó dan mal ejemplo.
Art. 3.° Da las instrucciones teóricas á la voz en el acto de principiar las
tareas diarias, y corrije al terminar el trabajo.
Art. 4.° Señala en cada sesión de modelo (
16
*), uno ó dos alumnos para
que elijan la posición del modelo, segun las reglas del arte, para que lo copien.
Art. 5.° Elije á los alumnos que, según su aprovechamiento en dibujo,
puedan recibir las teorías de colorido.
Art. 6.° Puede nombrar el Director á un alumno capaz de subrogarle en
los casos de impedimento.
Art. 7.° Durará la dirección del Señor Luis Cadena por dos años, que se
cuentan desde el 4 de diciembre de 1860 hasta el 4 de diciembre de 1862,
segun lo estipulado en la contrata celebrada con el Gobierno.
Art. 8.° La enseñanza por pacto con el Gobierno, es puramente por dos
años.
Art. 9.° Se da gratis la enseñanza á todo el que se incorpore en el local
público que ha asignado el Supremo Gobierno Provisorio.
16. Se llama sesion de modelo los nueve ó mas días que dure el modelo vivo.
Procesos 38, II semestre 2013 131
Art. 10° Determina el tiempo y dia para las esposiciones parciales y para
las exhibiciones públicas, segun se acostumbra en las academias de París y
Roma.
Art. 11.° Para las esposiciones parciales nombra el Director una comision
calicadora compuesta de cuatro profesores.
Art. 12.° Esta comision presidida por el Director distribuye los premios
de 1.ª, 2.ª y 3.ª clase.
Del Tesorero
Art. 1.° El Tesorero es el alumno capaz para este destino.
Art. 2.° Recauda el mensual del Tesoro público.
Art. 3.° Paga el mensual del portero, el diario del modelo y hace los gas-
tos que sean necesarios á la academia.
Art. 4° Hace los presupuestos en casos de gastos estraordinarios, como
son los de exhibición, compra de estatuas, manequíes, ropas para costum-
bres y demas cosas necesarias al establecimiento.
Art. 5.° Pasa mensualmente al Ministerio de Hacienda el plan de gastos
hechos en la Academia.
Art. 6.° Hace de Secretario en las juntas que tengan lugar para que re-
dacte las actas.
Art. 7.° Tendrá dos libros, el uno para las apuntaciones de entradas y
salidas de dinero, y el otro para las actas cuando haga de Secretario.
Art. 8.° Se hará reconocer tanto en el Ministerio de Hacienda como en
la Tesorería pública por el nombramiento que le dé el Director, para que el
Ministro de Hacienda, libre sus órdenes á la Tesorería pública en favor del
espresado tesorero y sus recibos sean corrientes.
Del Portero
Art. 1.° Bajo la custodia y responsabilidad del portero están todos los
muebles, demas útiles y adornos de la Academia.
Art. 2.° Tiene un libro en el que apunta lo que recibe en forma de lista, y
entrega al que le suceda formando un inventario de toda existencia.
Art. 3.° Cita al modelo que debe turnar.
Art. 4.° Pasa la comunicaciones del Director al Gobierno y el plan de
cuentas al Ministerio de Hacienda.
Art. 5.° Niega la entrada á las personas que sin ser alumnos tratan de
introducirse en el tiempo de trabajo.
[art.] único. Se esceptúan del artículo anterior las autoridades y personas
de respetabilidad.
Procesos 38, II semestre 2013132
Art. 6.° Tambien niega la entrada al alumno que la pretenda, estando
pasados los primeros minutos de la sesion diaria, así como pasados los dos
primeros días de la sesion de modelo.
Art. 7.° Sirve de ayuda en las dilijencias del tesorero.
De los Modelos
Art. 1.° Para ser modelos es necesario tener unos cuerpos de buenas pro-
porciones y bien desarrollados.
Art. 2.° De buena conducta.
Art. 3.° Ponerse en la posicion que se elija, siempre que no sea forzada y
conservando dignidad y decencia.
Art. 4.° No puede durar su sesion mas de doce días, ni de tres horas dia-
rias, pues que lo comun será de nueve días por dos horas diarias.
Art. 5.° Es responsable á las pérdidas de útiles que ocasione á los alum-
nos, siempre que hubiese culpabilidad por parte de él.
Art. 6.° Sevirán en turno, y cuando estén en servicio gozarán su renta.
Art. 7.° Otorgarán documentos de compromiso para asistir en tiempo
determinado.
Art. 8.° Puede ser alumno y participar de las instrucciones de la Acade-
mia, aunque no sea ecuatoriano.
De los Alumnos
Art. 1.° Para ser alumno se necesita ser ecuatoriano, tener aptitud, buena
conducta y algunas nociones de práctica en dibujo.
[art.] único. En este artículo la primera condición de ser ecuatoriano, ce-
sará cumplidos los dos años, ó si el estranjero ó forastero se incorpora dando
un mensual de 5§.
Art. 2.° Tener los útiles necesarios, como son papel de medio color, ta-
maño i [¿?], carbón de sauce, carboncillos de los números 1.° , 2.° y e.°, lápiz
blanco, disfuminos de mayor á menor, plomada y navaja.
Art. 3.° Ser observante de las reglas dadas y hacer las correcciones con
puntualidad.
Art. 4.° Tendrán preferencia los artistas de profesion á los dibujantes,
pero siempre que guarden los preceptos que anteceden.
Art. 5.° No faltar á las horas señaladas.
Art. 6.° Las faltas continuas y sin motivo justo serán causa de espulsion.
Art. 7.° El alumno que no concurra á los principios de la sesion de mode-
lo, la pierde toda entera.
Procesos 38, II semestre 2013 133
Art. 8.° Será espulsado el alumno que no tenga aptitud y solo trate de
ocupar asiento; lo mismo que aquel que introduzca el desórden y dé mal
ejemplo.
Empleados con Renta
El Supremo Gobierno Provisorio ha asignado por más de 25§ para pagar
los empleados siguientes.
Al portero se le ha asignado seis pesos mensuales.
A los modelos á cuatro reales diarios, mejor dicho, el modelo que está en
servicio tiene los cuatro reales.
El resto que son seis pesos sirven, para los gastos que se ocurran y repa-
ros del local.
Notas
Los alumnos que constan en la lista, lo mismo que los modelos, no pue-
den ser estorbados ni aprehendidos para la clase de tropa. Esta garantía se
concede en todas partes en honor á este arte.
Esta Academia, para no destruir su objeto principal prohíbe absoluta-
mente que haya en el local sesion y tertulia de controversia sobre política y
partidos so pena de espulsion al que provoque.
Quito, diciembre 26 de 1860.
Luis Cadena, Director – Nicolas Manrique, Srio.


ISSN: 1390-0099

Licencia de Creative Commons
Procesos: revista ecuatoriana de Historia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.